1-Enfócate en tu propósito  Síncerate  y piensa en un propósito que quieres alcanzar , relacionado con tu desarrollo y/o con algún cambio en patrones actuales de tu vida (físicos, mentales, emocionales). Tradúcelo a una frase sencilla en afirmativo y en presente  que refleje fuerza y convicción en conseguirlo (evita usar frases en negativo , frases en futuro o expresiones como "quiero que..." ,"me gustaría..."). Tráela a tu mente 3 veces recién despertad@ y otras 3 veces cuando vas a quedar dormid@ en la noche.     2- ¿Qué y cómo piensas?: El ser consciente de nuestros pensamientos hace que seamos capaces de tomar control de nuestra vida.  Varias veces al día, para y observa qué está pasando por tu mente, especialmente si son pensamientos repetitvos  (esa voz dentro de la cabeza) y prueba a desapegarte de ellos       3- Da gracias . Deja de quejarte por todo y empezar a agradecer lo bueno que tienes y lo bueno que te pasa. Agradece a los demás y hazte más receptiv@ a las cosas buenas .       4- Sonríe: El mero hecho de sonreír mejora tu salud, hace que te sientas mejor  y ¡es un imán para las sonrisas de los demás!       5- ¿Cómo respiras?: El ser consciente de nuestros respiración nos permite mejorarla.  Varias veces al día, para y observa cómo estás respirando e intenta  hacerlo de manera natural y liberada       6- Valórate.  Si haces algo que te parece que merece la pena,  felicítate y hasta prémiate con un pequeño capricho.  No dejes de elogiar también a los demás , si lo merecen.       7- Suelta tu cuerpo:  Encuentra un momento (o más de uno) al día para movilizar músculos , articulaciones etc, siendo consciente del cuerpo y disfrutándolo. Puedes estirarte desperezándote, dar un paseo a paso ligero, hacer un poco de yoga... o bailar !      8-  Deshazte de lo que no necesitas: Nos aferramos a objetos, experiencias, recuerdos, …que no nos dejan disfrutar del momento presente. Vacíate de lo que no necesitas y deja espacio a la experiencia de cada momento.       9- Conecta con la tierra:  Busca lo que más te gusta y puedas hacer en cada momento: ir a la naturaleza , , trabajar las plantas, pasear en el parque, practicar chi kung con tus pies descalzos ...     10- Olvida las prisas: Si dedicas a cada actividad del día el tiempo y la atención que toca, te darás cuenta de que eres mucho más efectiv@ en lo que haces, sientes más calma y alegría.