El yoga mejora la calidad de vida en pacientes con fibrilación auricular paroxística, según un estudio publicado en el European Journal of Cardiovascular Nursing. La frecuencia cardíaca y la presión arterial también se redujo en los pacientes que hicieron yoga.

La práctica de Yoga consistió en una hora, una vez por semana, durante 12 semanas en el hospital con un instructor experimentado, incluyendo movimientos suaves, respiración profunda y meditación.

"Hemos encontrado que los pacientes que hicieron yoga tenían una mejor calidad de vida, frecuencia cardíaca más baja y la presión arterial más baja que los pacientes que no hacen yoga. Posiblemente la respiración profunda equilibra el sistema nervioso parasimpático y simpático, conduciendo a una menor variación en ritmo cardíaco. La respiración y el movimiento puede tener efectos beneficiosos sobre la presión sanguínea".

Fuente: 

M. Wahlstrom, M. Rydell Karlsson, J. Medin, V. Frykman. Effects of yoga in patients with paroxysmal atrial fibrillation - a randomized controlled studyEuropean Journal of Cardiovascular Nursing, 2016; DOI: 10.1177/1474515116637734